29 abr. 2011

Sabiduría del Corazón





Sabiduría del Corazón
La respuesta correcta siempre está en el corazón. Allí en el centro del pecho al lado del corazón físico está el corazón espiritual, la puerta del alma. Este centro nos conecta con lo que llamamos el Ser Superior, que es la versión perfecta, luminosa e infinitamente sabia de nosotros mismos. El Ser superior sabe para qué vinimos a la tierra, lo que debemos aprender y cuales son nuestros dones a través de los cuales podemos ayudar a los demás. Sabe además qué debemos escoger a cada momento para atraer la felicidad a nuestra vida.  Pero, como saber cuando es el Ser Superior el que habla?

La respuesta siempre está en el corazón.
Si, cuando algo nos conviene, se siente bien en el pecho y es una sensación que termina por invadir todo el cuerpo. Así que cada vez que debamos tomar una decisión, por pequeña que sea, ésta define a cada instante nuestra calidad de vida. Desde escoger qué comer, y como vestirse, hasta elegir casarse o una carrera. Cuando las elecciones están basadas en lo que el corazón realmente quiere, los resultados serán profundamente satisfactorios y duraderos. Si las decisiones las tomamos de acuerdo a lo que los demás quieren para nosotros, o porque a alguien le dio buen resultado, o porque parece haber 2 o 3 muy buenas razones que podría defender en un debate, pero el corazón no está de acuerdo (no se siente bien o hay duda), el resultado traerá eventualmente algo de insatisfacción o sufrimiento. Eso si, es una gran oportunidad de aprender algo, así que una vez llegan las consecuencias, la mejor pregunta es: que debo aprender de esta situación?

Y cuál es esa otra voz? La que no sabe lo que en verdad nos conviene?
Esa es la voz del ego. El ego se define por ese aspecto humano que siente miedo. El ego está por fuera de nuestro centro. Cuando empezamos a mirar hacia adentro, nos orientamos hacia la infinita fuente de sabiduría y dicha internas.

Sin embargo podemos operar en nuestra vida  desde el ser superior, que es lo mismo que vivir desde el corazón.
Como?

1)Respira: Tener conciencia de la respiración es la forma más sencilla de conectarse con el cuerpo, con el ahora y con el corazón. Dedica unos instantes al día para darte cuenta que respiras, escuchando el sonido del aire, observando el movimiento de tu cuerpo, inhalando y exhalando profundamente, y experimenta los resultados.

2)Conéctate con tus emociones: no las rechaces!!! Si te sientes triste, con rabia, o feliz y emocionado, observa tus emociones como si fueras el espectador, siente tu cuerpo en respuesta a esas emociones para conocer las sensaciones de tu corazón. Deja que te hablen, y deja que pasen, pues todo pasa. Es normal tener emociones pero hay que saber que son solo emociones, no te definen pues cambian todo el tiempo.

3)Intención: mantén una intención clara de que tus pensamientos, palabras y acciones están guiadas por tu ser superior, o sea por el corazón y por el amor. Solo basta con pensarlo y decirlo mentalmente o en voz alta.

4)Escucha la guía: cada vez que te enfrentes a una desición, grande o pequeña, cierra los ojos e imagina las opciones una por una, observando las reacciones de tu corazón y tu cuerpo. Escoge siempre aquella por la que se siente bienestar. Y si haz vivido los primeros 3 pasos, naturalmente se te van a presentar oportunidades para cambiar tu vida o te van a dar ganas de hacer cosas que antes no se te habían ocurrido. Por ejemplo cambiar la dieta, buscar una disciplina espiritual o encontrar amigos nuevos… Para cada persona el camino es único y si te conectas con tu guía interna, empiezas a recorrer el camino del corazón, que es el de la felicidad!

El ser superior es 100% amoroso, generoso, sabio, psíquico y sensible. Ahí en el corazón está la puerta para comunicarte con el reino de la luz donde habitan los ángeles, los maestros ascendidos, tus seres queridos y Dios. Abre la puerta para que la luz entre a tu vida!!! 
Es fácil, tu ser superior eres TU mismo!!!

en profunda Gratitud,
Catalina