20 nov. 2013

Porqué escuchar a tu ángel de la guarda puede hacer tu vida más fácil.

Un mensaje de  Lorna Byrne

Lorna Byrne

Los ángeles me están diciendo que tengo que ayudar a todos entender más plenamente lo que el hecho de que escuchar a su ángel de la guarda puede hacer en su vida, y la vida de las personas que los rodean.

Hace unas semanas estuve en Dublín y me dirigía a Bewleys , mi café favorito . Entré , pero estaba muy lleno . Como yo estaba buscando un asiento vi a Hosus, el ángel de pie en la entrada. Tuve el placer de verlo, pero me sorprendí cuando me dijo que me necesitaba en otra parte . Él se fué, por Grafton Street y pareció desaparecer entre la multitud. Pensé que lo había perdido. Entonces, fue justo cuando llegué a una de las calles laterales que le oí llamado mi nombre, Angel Hosus estaba de pie fuera de un café.

Hablé con él sin palabras, preguntando si este era el lugar donde debía ir. Él asintió con la cabeza . Empujé la puerta del restaurante y una camarera me saludó y me llevó a la mesa donde Ángel Hosus ya estaba sentado . Sonreí , la camarera estaba escuchando a los ángeles. Me senté en la mesa y Hosus ángel me dijo que me iba a mostrar un ejemplo de la importancia de escuchar.

Mientras esperaba mi café, tres mujeres jóvenes en sus veinticinco años llegaron al restaurante y se sentaron en una mesa a una corta distancia . Ángel Hosus señaló a otra mujer joven en su propia mesa al lado de ellas y me dijo que esta chica era una colega de ellas,  y que todas trabajaban en la misma oficina.


La luz del ángel de la guarda detrás de cada una de las tres jóvenes se abrió brevemente , lo único que vi fueron tres hermosos ángeles de oro y plata que se inclinaban sobre las muchachas susurrándoles al oído.

 Ángel Hosus , me habló sin palabras y me decía que los ángeles guardianes alentaban a las tres jóvenes para que invitaran a su colega a unirse a ellas en su mesa. Hosus me dijo que si lo hacían tendrían la oportunidad de convertirse en buenas amigas. También me dijo que la mujer sentada en su propia mesa se sentía muy sola y triste en el trabajo y estaba considerando cambiar de trabajo.

Elevé una oración para que las tres jóvenes escucharan.

Miré a la joven sentada en su mesa. Tenía la cabeza hacia abajo mientras esperaba para ordenar . La luz de su ángel de la guarda se abrió , me dio una apariencia masculina y estaba vestido con una túnica de púrpura y oro. Entonces apareció otro ángel . Ambos ángeles estaban susurrandole a ella. Yo sabía que el ángel de la guarda había llamado en el otro ángel para ayudar.

La chica miró directamente a las tres mujeres jóvenes sentadas en la mesa de al lado y les mostró una hermosa sonrisa. Yo sabía que había escuchado y hecho lo que los ángeles habían dicho a ella también. Sin embargo no obtuvo respuesta.

Otros tres ángeles aparecieron junto a las tres jóvenes, todos ellos daban un aspecto femenino y estaban vestidos con un hermoso color azul, y susurraban con urgencia a las tres chicas.

La chicas, sin embargo, no hacían caso. Me decepcionó que no estaban escuchando . Ángel Hosus extendió la mano y tocó mi mano y dijo: "Solo sigue orando Lorna. Ningún ángel nunca se da por vencido. Pensé en lo duro que todos los ángeles estaban trabajando para que éstas niñas escucharan , olvidando por un momento que Hosus ángel y los otros ángeles podían oír mis pensamientos. Los tres ángeles con la chica me miraron y sonrieron "No, nosotros, no nosotros nunca nos damos por vencidos, dijo uno de ellos en silencio.

El café llegó y tomé un sorbo, manteniendo un ojo en las tres chicas y rezando para que escucharan. Las tres estaban charlando. Ángel Hosus me dijo que las mujeres estaban considerando si debían invitarla a unirse a ellos o no. No están escuchando, me dijo, dicen que no se quieren molestar, que sólo querían disfrutar de su almuerzo. Están inventando un montón de excusas para no incluirla, piensan que no es necesario para ellas.

En ese momento, la camarera llegó y se llevó los tres órdenes de las jóvenes. Mientras la camarera se alejaba, la chica en su propia mesa miró a las otras tres chicas, encontró la mirada de una de ellas y volvió a dar su hermosa sonrisa. La otra chica respondió sonriendo automáticamente. Los tres ángeles azules se incorporaron.

Yo contuve la respiración mientras veía a las tres mujeres jóvenes en la mesa, dudaron por un instante y luego llamaron al mismo tiempo a la joven a unirse a ellas en la mesa para el almuerzo.

 Yo estaba tan contenta! Sonreí a Ángel Hosus y quien me dijo  "Ellas tienen grandes posibilidades de ser amigas de por vida!”

Esta historia que puede parecer trivial, pero Ángel Hosus me ha estado recordando que les indique cómo escuchar a los ángeles en las cosas que pueden parecer pequeñas o sin importancia puede tener un gran impacto en nuestra vida y la de los demás. Hosus me dijo que mucha gente se pierde de las cosas buenas por no escuchar a su ángel de la guarda y él me pidió que orara para que la gente aprenda a escuchar a sus ángeles de la guarda.

Mucha gente me pregunta cómo hacer para escuchar a su ángel de la guarda. A mi me resulta fácil porque veo a mi ángel de la guarda y lo puedo oír claramente. Aquí hay algunas cosas Ángel Hosus me ha dicho compartir con ustedes para ayudar a que escuches mejor a tu ángel de la guarda.

Suspender cualquier duda que pueda tener acerca de tener un ángel de la guarda. Nunca he visto a una persona sin un ángel de la guarda. Aunque sea sólo por hoy, acepta que tienes uno, que es capaz de comunicarse contigo, y que ayudarte es su prioridad número uno. Pídele a tu ángel de la guarda para que lo empoderes y así él te pueda empoderar y ayudar a ti.  

Recuerda escuchar . ¿Cuántas veces has tenido una experiencia como esta ? Te  diriges a alguna parte y te vas a la derecha en lugar de a la izquierda. Al final sabías que deberías haber ido a la izquierda y te reprochas. Ese era tu ángel de la guarda que te dice telepáticamente, o susurrando en tu oído, que debes ir a la izquierda. Cada vez que algo así sucede recuérdate escuchar correctamente la próxima vez . Así que muchas veces dejamos de lado nuestro ángel de la guarda o hacemos todo lo contrario y luego nos quejamos de que las cosas no salen bien para nosotros.

Deja de preguntarte "¿qué hay en ese acto para mí ? Cuando recibimos una idea de nuestro ángel de la guarda con frecuencia nos preguntamos " ¿Qué hay en ella para mí ? ¿Por qué debería dar a esa mujer una flor? Puede que no haya nada para ti. Tal vez esa mujer ha pedido una señal de esperanza y los ángeles te están pidiendo dársela, como un mensajero. Puede no haber nada en ese acto para ti, deja de preguntarte eso y simplemente hazlo.

Tu ángel de la guarda nunca jamás te pediría que hagas algo malo o dañino. La gente se pregunta cómo distinguir entre sus propios pensamientos y los mensajes sus ángeles de la guarda. Lo más importante que yo les puedo decir es que si el mensaje que reciben es de lastimar a otra persona o a ustedes mismos, es porque ese mensaje no viene del ángel de la guarda.

Una de las maneras para aprender a escuchar mejor al ángel de la guarda es pensar hacia atrás y reconocer las veces en el pasado en donde escuchaste tu ángel de la guarda, conscientemente o no.

Estoy feliz de poder compartir con ustedes esta meditación de veinte minutos en el que los ángeles te llevará de vuelta a los momentos en que eras niño y escuchabas con gusto a tu ángel de la guarda . Cuando naciste podías ver a los ángeles, viste e interactuaste con tu ángel de la guarda cuando estabas aprendiendo a gatear y caminar. A medida que fuiste creciendo, los recuerdos del cielo se desvanecieron y perdiste algo de tu inocencia, y comenzaste a ver y escuchar a tu ángel de la guarda con menos claridad. Los ángeles me dieron esta meditación para ayudarte a recordar de nuevo a la época en que hacías caso a tu ángel de la guarda con tanta naturalidad como le hacías caso a tu madre.

Puede escuchar aquí http://www.lornabyrne.com/wingsnov2013/ y si te resulta útil compártelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario