11 jul. 2015

Mensajes del Arcángel Miguel


La función del Arcángel Miguel en este nuevo tiempo es monumental, pues la tierra entera se está liberando de la influencia de la oscuridad pero ésta esta más acentuada que nunca. Hay miles de ángeles trabajando en la purificación de la tierra y la humanidad de los efectos del miedo. De la misma manera hay ahora en la tierra más sabiduría, más bondad, más trabajadores de la luz haciendo el trabajo de purificar la humanidad y elevar el nivel de consciencia.

Cada vez está más polarizada la luz de la oscuridad.

Aquellos como tú, que vibran con la luz, son aquellos que trabajan ahora con el arcángel Miguel. Puedes invocarlo de una manera activa y consciente para que te libere de aquellas experiencias desagradables que hay en tu vida. El te ayudará a purificar cada uno de los aspectos de tu ser para apoyarte en tu evolución hacia la consciencia y la bienaventuranza. 

Pide a Miguel su espada para que tu puedas cargarla en tu corazón y cortar con esos lazos que te siguen aferrando a esas situaciones desagradables que no honran tu divinidad.

Piensa en aquello que más te desagrada de tu vida, puede ser una relación que está enferma, un accidente, un agresor que te hizo daño, una enfermedad, una deuda... no importa lo que sea, no te juzgues por rechazar ésta situación, piensa en ella y visualiza una imagen que la simbolice frente a ti. Ahora pide a Miguel y saca tu propia espada de luz y corta con los cordones que te aferran a esa situación. Siente como la luz disuelve las ataduras, siente como la luz devuelve la consciencia de ésta situación como maestra que te enseña. La luz es información, sabiduría, que te la capacidad de ver más allá de la situación y aprovecharla para tu desarrollo. Ahora envía amor a esta situación.

Arcángel Miguel y sus huestes de ángeles son guerreros del amor. No es con la guerra, con el rechazo que logras transformar tu vida, es con amor. Envía la luz rosada del amor a esa imagen que simboliza esa situación, persona o experiencia que te trastorna, y dale amor. El amor disuelve los rincones oscuros de esa experiencia, cambiando las emociones tóxicas por paz.

Esas emociones tóxicas son la estrategia de la oscuridad para mantenernos aferrados a ella. Envía luz y amor a tus emociones negativas cada vez que las sientas. Pide al Arcángel Miguel que te ayude a disolver estas emociones afianzando tu confianza y fuerza interiores y alineándote con la voluntad Divina.

La voluntad Divina es la fuerza de Dios en ti. Es la guía interior que siempre nos lleva por el camino de la verdad y la paz. Cuando caminamos guiados por esta brújula interior nunca llegaríamos a las situaciones desagradables de la vida. Siempre elegiríamos el camino del amor y la verdad. Nunca tendríamos miedo pues estamos con la tranquilidad y la seguridad de que tenemos la fuerza de Dios dentro de nosotros. Así es... tenemos la fuerza creativa de Dios dentro de nosotros!
Que es la oscuridad?
Estamos en un mundo de dualidad. La dimensión terrestre está compuesta del sol y la luna, arriba, abajo, adentro, afuera, hombre, mujer, negro, blanco, etc. En estas dimensiones que son más densas, la creación se compone de elementos polares, pero la dimensión de Dios es pura luz y amor.

La oscuridad es una creación, cuanto más atención le otorguemos a los demonios interiores o exteriores, más fuerza creativa les damos para su existencia. Las entidades oscuras son creaciones gestadas en las dimensiones polares, duales. Son creadas y atraídas a través de los actos de violencia, de las acciones que no respetan el libre albedrío ni la integridad del otro. Esa es la forma en la que atraemos esa oscuridad a nuestra vida. La atraemos al concentrarnos en ella, al creer en su existencia, al sentir los sentimientos de la cuál está hecha. Todas esas emociones oscuras que nos habitan son las que componen y atraen más de esas entidades oscuras. Estas entidades pueden ser conformadas de puros pensamientos negativos, pero pueden tener forma y cierto nivel de consciencia en los planos astrales.

Pero no debemos rechazar esas partes oscuras de nosotros mismos, debemos darnos cuenta de que están allí, conocerlas bien para poder domarlas. Amando tu oscuridad, le quitas fuerza. Es parte de nosotros en este mundo de dualidad, no podemos vivir sin ella, es la sombra, la que nos permite sentir la luz y el calor. Doma tu oscuridad pero no la rechaces. Vive con ella y toma control sobre ella. El control con el cuál eliges actuar de acuerdo a la voluntad Divina y no de acuerdo a tu oscuridad interior. Las dos viven en ti, tu solo escoges cuál de las dos debe tener el control. Pero ámalas. Quiérete mucho en tu integridad, como un ser completo, ámate en tu complejidad, pues es este amor el que te da la fuerza Divina para guiar tu vida por el sendero del bienestar.

El amor derrite y derriba todas las resistencias, incluso aquellas resistencias que vienen de las creencias limitantes que minimizan tu capacidad de recibir todo lo que es bueno, alegre y próspero.

Dios quiere enviarte a cada instante el mayor bien, la mejor bendición, la máxima salud, la alegría suprema, pero nosotros no sabemos recibirlo. Ponemos un muro, un muro hecho de reproches, de creencias negativas, de juicios sobre los demás y nosotros mismos.

Arcángel Miguel te ayudará a derribar esos muros. Invócalo, y visualiza ese muro que te impide recibir toda la abundancia que has estado pidiendo, pídele que derribe el muro que no te deja ver la grandiosa pareja que quiere llegar a ti. Pídele que derribe el muro y que te muestre de qué está hecho. Que esa oscuridad se haga consciente, para que puedas actuar sobre ella, amarla y domarla y así dejar de permitir su control sobre tu vida.

Cultiva las virtudes, todas las virtudes contienen el antídoto para los efectos de la oscuridad. Paciencia, perseverancia, discernimiento, no-violencia, pureza, austeridad, paz, prudencia, justicia, perdón, confianza, etc.

Arcángel Miguel te envía todo su amor y luz, está contigo en éste momento, siente su presencia y pide su ayuda para purificar aquello que te está impidiendo tu felicidad!
Infinito amor y gratitud!
mensaje recibido por Catalina Ramelli